Europa, Portugal

Ruta por Portugal: road trip de 13 días de Oporto al Algarve

¿Estás pensando en hacer una ruta por Portugal? En esta entrada te voy a contar día por día y con alojamientos nuestro road trip en coche de hace un par de meses con nuestro bebé entre Oporto y el Algarve: 13 días recorriendo Oporto, Nazaré, Sintra, Lisboa, Sagres, Portimao, Faro… y mucho más reunido en esta entrada. Un viaje muy especial ya que fue el primero internacional siendo 3.

PREPARANDO UN ROAD TRIP POR PORTUGAL CON BEBÉ

Ruta por Portugal con bebéEsta ruta por Portugal, al ser en el país vecino y quedarnos tan cerca, decidimos hacerla en nuestro propio coche. Los viajes que hago con mi pareja suelen estar bastante organizados para exprimir al máximo los días de los que disponemos, pero esta vez, con nuestro tercer pasajero de 5 meses de vida, teníamos que ser más flexibles. Era nuestras primera toma de contacto con los viajes siendo 3 y por supuesto, también esto requiere de un proceso de conocimiento de todos nosotros y de adaptación.

Viajamos a Portugal con la Tarjeta Sanitaria Europea, pero si quieres un seguro adicional, este es el mismo que contratamos para viajar a Turquía y accediendo desde la imagen te hacen un 7% de descuento por ser lector@ de mi blog.

Si bien llevábamos una idea clara de los lugares en los que dormir cada noche, dejamos los planes diurnos bastante abiertos: sabíamos qué ciudad visitaríamos pero decidimos que esas visitas fueran sobre la marcha y hasta donde llegáramos. Reconozco que, acostumbrada a caminar horas y horas y a ver toooooodo lo que alcanzo de cada sitio al que voy, el perderme cosas, el no tener energía suficiente…me frustraba un poco. La adaptación requiere tiempo, pero el enfoque que le damos a nuestra visión de las situaciones es inmediato y supone un cambio brutal. Pasados los primeros días de desconcierto y de no ser capaces de hacernos con el ritmo, este se convirtió en un viaje mágico, inolvidable y en el que disfrutamos y nos disfrutamos muchísimo.

RUTA POR PORTUGAL DÍAS 1-5, DE OPORTO AL ALGARVE

DÍA 1: OPORTO

Oporto en Navidad. Plaza da Ribeira.
Una de las zonas más especiales de Oporto.

Nuestra ruta iba a estar centrada sobre todo en el sur ya que teníamos muchas ganas de sol y playa, pero Oporto es nuestra ciudad favorita, a la que volvemos cada año, y este viaje no podía empezar por otra parte. Ya te conté en alguna ocasión qué ver en Oporto en 3 días, y también qué ver en Oporto en Navidad, puedes ampliar información en ellas pero ve tomando nota de estos sitios y actividades que no te puedes perder:

  • Palacio de la bolsa.
  • Cenar escuchando fado.
  • Paseo por la Ribeira.
  • Atravesar a pie el Puente don Luis para visitar una bodega en Vila Nova de Gaia.
  • Callejear hasta la catedral.
  • Morirte con lo ricos que están los pasteles de Manteigaría.
  • Torre dos Clérigos.
  • Librería Lello.
  • Alucinar con los 20.000 azulejos de la estación de Sao Bento.
  • Coger un tranvía hacia Matosinhos.
  • Surcar en barco al atardecer las aguas del Duero.
  • Mercado do Bolhao.

Alguno de los sitios en los que nos quedamos en Oporto fueron: el apartamento Oporto Histórico (sin duda el favorito), el Art Apartment in downtown Porto (muy curioso, ya que parece una galería reconvertida en apartamento y con un jardincito en la parte de atrás), o el Porto Cinema Apartments (súper céntrico).

DÍA 2: OPORTO- NAZARÉ

Brunch
El sitio: The Happy Nest Porto. Artesano, riquísimo, decoración preciosa y varios ambientes, aunque atención lenta.

 

Después de un brunch en un sitio increíble que había encontrado en mis desvelos lactantes de la noche anterior, para celebrar mi primer día de la madre, nos fuimos a Nazaré.

Ruta por Portugal. Nazaré.

 

Supongo que escuchar la palabra Nazaré y pensar en olas gigantes todo es uno, pero este pueblecito costero alberga más rincones que merece la pena conocer. Nazaré es referente para los surfistas a nivel mundial, debido a las inmensas olas que se fraguan en su gran cañón submarino.  Si visitas Nazaré durante tu ruta por Portugal, dedica un rato a pasear por sus callejuelas adoquinadas, por el paseo de su playa hasta llegar al famoso museo de seca de pescado al aire libre, donde pulpos y múltiples ejemplares de peces, se extienden al sol para su conservación.  En la parte alta tendrás también alguna plaza bonita, iglesias, tiendas, miradores…

En Nazaré no puedes perderte:

  • Escultura venado surfista.
  • Mirador de Nazaré.
  • Iglesia de Nuestra Señora de Nazaré.
  • Ermita de la memoria.
  • Playa de Nazaré.
  • Playa do Norte.
  • Secado de pescado.
  • Plaza Dr. Manuel Arriaga.
En Nazaré nos quedamos en los apartamentos Casinha de Bonecas, un loft muy cuidado y tranquilo a escasos minutos del centro.

DÍA 3: NAZARÉ- LISBOA

Ruta por Portugal. Liboa. Elevador de Santa Justa.
Vistas desde lo alto de Santa Justa.

En Lisboa decidimos pasar 3 noches y tener así 2 días y medio que dedicarle. En ese tiempo, no solo queríamos ver la ciudad, si no también acercarnos a Belem y a Sintra, así que al final se nos hizo poco. 2 días si viajas sol@ y eres activ@, pueden llegarte para ver Lisboa de una forma bastante aceptable, pero si vas con un bebé, regálate un poco más de tiempo o te quedarás cort@.

Era mi segunda visita a esta ciudad y tenía muchas muchas ganas de repetir. Como te decía al principio, el hecho de no conseguir abarcar todo lo que me hubiera gustado, me frustraba un poco, pero al final cambié la perspectiva: me había perdido cosas pero cuántas había visto y disfrutado, pues me quedaba con eso. Desde que empecé a pensar de ese modo, empecé a vivir el viaje con más intensidad y a soltar un lastre que solo yo me estaba cargando.

En Lisboa no puedes perderte:

  • Plaza do Comercio.
  • Catedral de Lisboa.
  • Plaza Rossio.
  • Funicular da Gloria.
  • Avenida da Liberdade.
  • Elevador Santa Justa.
  • Convento do Carmo.
  • Café a Brasileira y estatua Pesoa.
  • La Baixa💛 ( para mí el barrio más bonito ).
  • Un viaje en el tranvía 28.
En Lisboa nos alojamos en el Masa Hotel Almirante. En la otra ocasión en la que estuve me quedé en el Hotel Canadá. En realidad la primera noche la pasé en un hostel, ya que nunca había estado en uno y me apetecía probar, pero elegí fatal: muy muy ruidoso y tan sucio…que por la mañana salí corriendo al ver que ya tenía más alma de señora que de adolescente.

DÍA 4: PALACIO Y JARDINES DA PENA, PALACIO MONSERRATE Y CASCAIS

Road Trip Portugal. Jardines da Pena.
Uno de los infinitos rincones que te harán sentir en el paraíso en los Jardines da Pena.

Nuestra intención esa jornada era visitar el Castillo da Pena, comer en Sintra y e ir a la Quinta da Regaleira,  Hicimos lo primero, y es que no contábamos con que en los alrededores del castillo nos íbamos a encontrar con magia en estado puro en sus jardines. La primera vez que visité esa zona me los perdí, todavía hoy no comprendo cómo pude limitarme a ir por el sendero marcado, directa al castillo sin más, obviando el increíble e inteligente puzzle que se escondía allí. Todo en ese parque está estratégicamente colocado, TODO.

De repente puedes encontrarte una escalera inmensa de piedra, que te conduce a un banco excavado en la roca en el que decides sentarte y ¡oh, mirador crucial! Cada vez que te escapas del sendero más turístico encuentras algún recoveco inesperado: puentecitos sobre riachuelos, pequeños lagos, vegetación tan frondosa que en algún momento te sentirás en la selva (en serio)…y en todos ellos suele haber algún banquito, alguna piedra en la que descansar a contemplarlos. De este lugar puedes leer más en esta entrada exclusiva porque 2 párrafos son totalmente insuficientes para recoger algo tan grande.

Palacio da Pena. Road trip Portugal.
Ruta por Portugal: visita al Palacio Nacional da Pena.

Después de horas, llegamos al Palacio da Pena. Este colorido y especial rincón fue una de las principales residencias de la familia real portuguesa en el S.XIX. Puedes visitar sus terrazas, todas las dependencias de su interior… No te pierdas el  impresionante arco de piedra y las tallas alrededor, que da acceso a la Terraza del Tritón. Si vas con niños (no sé hasta que edad), ¡no tienes que esperar colas para entrar!

Ruta por Portugal
Palacio y Jardines de Monserrate.

La otra cara de no conseguir salir temprano del hotel, de que el acceso a Sintra estuviera cortado y de que no hubiera aparcamiento en la Quinta da Regaleira, fue poder descubrir este palacio y estos jardines.

Después de tomar un par de snacks en la cafetería (poco había para elegir, seamos sinceros), comenzamos a recorrer sinuosos caminos que también nos recordaban al Parque da Pena: mucha vegetación, mucha agua, mucho color…y llegamos al Palacio de Monserrate. Por fuera ya ves lo espectacular que es, pero por dentro te aseguro que no defrauda. Es tan fresco, tan elegante…Cuando lo visitamos había un evento y ciertas salas no podían verse, pero veías los platos de comida, como los camareros cantaron ópera (alucinante), y como limusinas y guardaespaldas comenzaron a llegar y a esperar fuera a unos invitados que nos gustaría haber visto (por cotillear un poco y tal).

Calles de Cascais
Calles de Cascais.

A pesar de todo lo caminado ese día, con el cansancio acumulado ya que el bebé no pasaba muy  buenas noches (si vas a viajar con niños no te alarmes, el nuestro ya no  dormía bien en casa), aún así, nos quedaban ganas de conocer algo más, y nos acercamos a Cascais. Hay que decir que durante el camino el niño se durmió, así que aparcamos con toda la intención de echar una cabezadita con él, pero su radar de cese de movimiento lo despertó a los 2 minutos.

En Cascais has de:

  • Callejear por su centro.
  • Tomar algo en un chiringuito en la playa.
  • Ver sus murales.
  • Caminar por el paseo paralelo a la playa y alucinar con las mansiones que te vas encontrando.

Me encantó este sitio.

DÍA 5: BELEM- LISBOA

Torre de Belem. Ruta por Portugal.
Parada obligada en la ruta por Portugal: la Torre de Belem.

La primera vez que visité Belem, lo hice en un tranvía de los antiguos que salía de la Plaza dos Restauradores. Esta vez para mi disgusto, el encanto del viejo tranvía fue sustituido por la modernidad (y el espacio), de uno más actual. Un consejo: si vas a Belem en tranvía, vuelve en tranvía. Se nos ocurrió coger el bus porque teníamos que esperar menos y el viaje fue horrible: iba abarrotado, muchísimo calor y muchísimas paradas, tardamos un montón en volver.

En Belem no puedes perderte:

  • Visitar la Torre Belem (y también tomarte una piña colada tirad@ en sus jardines).
  • Mosteiro dos Jerónimos. (IMPRESIONANTE)
  • Monumento a los Descubrimientos. (Puedes subir a la parte más alta, las vistas son espectaculares).
  • Puente 25 abril.
  • Fábrica de Pasteles.

Tras pasar la mañana en Belem, por la tarde volvimos a Lisboa. Aquí comimos, subimos en el famoso Elevador de Santa Justa y descubrimos uno de los barrios más animados y con más encanto de Lisboa: La Baixa.

RUTA POR PORTUGAL DÍAS 6-10, ALGARVE

DÍA 6: LISBOA – PORTIMAO

Ruta por Portugal. Algarve.
Nuestro primer atardecer en la playa de nuestra ruta por Portugal.

Escogimos Alvor, muy cerquita de Portimao, como la base desde la que descubriríamos todo el Algarve. Nos quedamos en el apartamento Alvor Balcony with pool by Homing. Por desgracia, este alojamiento ya no lo veo en Booking ni he podido localizarlo en otras webs. Es una verdadera pena porque la relación calidad precio, la ubicación y las instalaciones estaban genial, de hecho ampliamos la estancia quedándonos aquí el resto del viaje salvo la última noche.

Este día lo empleamos en hacer el desplazamiento Lisboa- Alvor, en ubicarnos tranquilamente en nuestro apartamento, y finalmente fuimos a ver anochecer durante un paseo por las playas cercanas.

DÍA 7: PLAYA DE SALEMA, SAGRES, PUNTA ATALAYA Y ATARDECER EN CABO SAN VICENTE

 Portugal: playa de Salema
Para reponer fuerzas en la ruta por Portugal: el gran invento de las camas balinesas.

Este día nos apetecía sol, bañarnos y estar relajados. Empezamos a descubrir el Algarve por la parte más al este aterrizando en las playas de Salema. Todo un acierto ya que tenían camas balinesas y para tener al bebé protegido del sol, no encontramos nada más cómodo. Lo único que no nos esperábamos ¡era lo fría que estaba el agua! Pero pasar el día descansando en esas camas, en ese entorno tan bonito y con atención de comida/bebida en la propia arena fue una maravilla.

 Portugal: faro de Sagres.
Faro de Sagres.

Más avanzado el día, como gran fan de los faros que soy, nos acercamos a ver el faro Sagres, caminamos entre pasarelas de madera y senderos de guijarros sobre la Punta de la Atalaya y sus acantilados, y terminamos en día con una puesta de sol espectacular junto al faro de Cabo de San Vicente. Otro consejo: lleva ropa de abrigo porque el viento allí sopla fortísimo y tuvimos frío, aunque te juro que con la belleza de lo que estaba viendo, conseguí que se me olvidara a ratos.

Atardecer en Cabo de San Vicente, Algarve.

DÍA 8: LAGOS- PONTA DA PIEDADE- ATARDECER EN DOÑA ANA

Plaza en Lagos
Plaza en Lagos.

El octavo día de nuestra ruta por Portugal fuimos a conocer Lagos.

En Lagos nos gustó:

  • El Fuerte de la Ponta da Bandeira.
  • Recorrer el paseo da Ribeirinha y curiosear en los puestos del Mercado Municipal.
  • Las calles y plazas adoquinadas del centro histórico.
  • Comer en una plaza preciosa en la esquina de Rua das Laranjeiras con Amendoeiras.

Después de comer nos acercamos a la Ponta da Piedade y de forma totalmente improvisada hicimos un paseo en barco por toda esa parte de la costa que nos encantó. Lo reservamos e hicimos in situ ya que nos lo encontramos por casualidad.

Ponta da Piedade.

En el Algarve verás la amplísima oferta que hay para hacer este tipo de recorridos tanto en barco, como en kayak o en paddle surf. Son famosísimas las visitas a la Cueva de Benagil (solo puedes llegar por mar, la descubrió un pescador y es espectacular), pero con un bebé esos planes no son viables. Sin embargo en la barquita sí nos lo dejaron llevar y fue una ruta genial los 3.

Decidimos terminar al día tranquilos, con la caída del sol y las poquitas personas que quedaban en la playa de Doña Ana. Anótala porque para mí fue de las más bonitas.

DÍA 9: ALBUFEIRA

Ruta por Portugal: Marina de Albufeira.
Albufeira Marina. Puerto deportivo.

Albufeira es sin duda el lugar más «turístico» de todos los que vimos en el Algarve, pero…no nos gustó. Las fotos de este puerto deportivo me parecían preciosas, pero una vez allí, lo único llamativo era el color de esos edificios. Tanto el pueblecito de Albufeira como esta zona, nos parecieron completamente orientados a un tipo de turismo que no nos atrae nada. El pueblo en sí es bonito, pero parecía que su alma hubiera sido robada: su idioma, su esencia…estaban escondidos bajo bares con carteles de neón, carteles gigantes como si fuera Las Vegas, mucho ruido, comida rápida por todas partes, turismo de sol y borrachera…una lástima.

Road trip Portugal. Albufeira.
Una de las calles bonitas de Albufeira.

Como has de juzgar por ti mism@, si visitas Albufeira quédate con estos puntos:

  • Paseo marítimo, sus esculturas y el túnel que da a la playa.
  • Elevador do Peneco.
  • Ve al centro a callejear,
  • Marina de Albufeira.

Dedicamos la mañana a esta ciudad, y por la tarde nos apetecía estar tranquilos así que volvimos al apartamento a disfrutar de la piscina.

DÍA 10: PORTIMAO – PLAYA DE LA MARINA

Ruta por Portugal: Portima
Jardín 1 Diciembre en Portimao durante nuestra ruta por Portugal.
Portimao era lo más próximo a nuestro alojamiento y no podíamos dejar de verlo. Aquí veíamos más Portugal, más autenticidad. Es una zona modesta, bonita, a la que dedicar una mañana, un paseo, una comida en alguno de sus barcitos…

Toma nota de:

  • Un paseo al lado del mar por la zona da Ribeirinha.
  • Jardin 1 Diciembre y la historia en cada uno de sus bancos.
  • Mural Diego Tomé en la calle del mismo nombre.
  • Calles del centro.

Tras dedicar la mañana a Portimao, fuimos a descansar un rato al apartamento y por la tarde a conocer otras de las playas que te pido que anotes: la playa da Marinha.

Ruta por Portugal. Playa da Marinha.
Pescadores en la playa da Marinha al caer la noche.

Los colores de las playas del Algarve son especiales, pero este encanto se multiplica en cada atardecer. A esta playa bajas a través de un agradable paseo y se encuentra muy recogida, es preciosa.

RUTA POR PORTUGAL DÍAS 11-13, ALGARVE

DÍA 11: SAND CITY

Ciudad de arena. Road trip Portugal.
Juego de Tronos en Portugal.
Sand City, la Ciudad de Arena, tal vez no sea un sitio que te vaya a recomendar porque sí que es algo completamente orientado al turismo, y según el tiempo del que dispongas, merece más la pena pasarlo en otros lugares. De todos modos, las esculturas de San City tienen mucho mérito y los más pequeños van a disfrutar aquí. Puedes comprar la entrada en la misma puerta, o con antelación aquí.

Después de visitarlo, volvimos a la preciosa playa de ayer deseando pasar el día allí, pero tuvimos que irnos enseguida: hacía muchísimo calor, no teníamos donde comer ya que el bar estaba cerrrado, y un artilugio que habíamos comprado para proteger al niño del sol, hacía un efecto sauna tremendo. Pero nos volvimos a disfrutar de nuestra piscina tan ricamente.

DÍA 12: FARO – PLAYA DO ANCAO

Road trip. Faro.
Uno de los sitios que más nos gustaron en nuestra ruta por Portugal.
Te diría que Faro, junto con Tavira, debieran de ser paradas obligadas en tu ruta por Portugal.  Nos gustó mucho perdernos por sus calles, su zona comercial, sus calles menos céntricas…Comimos en un sitio tan bonito con un jardín interior… pero soy incapaz de localizar el nombre.
Cataplana, faro.
Cataplana de pulpo, uno de los platos más típicos de la zona.
En Faro apunta:
  • Palacete Belmarço.
  • Iglesia de Santa María.
  • Puerto y paseo marítimo.
  • Muralla.
  • Inmortaliza la visita junto a las letras con el nombre de la ciudad.
  • Calle Vasco da Gama (zona más comercial).
  • Arco da Vila.
  • Probar la cataplana.

Esa noche, habiendo dejado con pena nuestro apartamento de Alvor, hicimos noche cerca de Tavira. Nuestro alojamiento en concreto no te lo voy a recomendar porque no nos salió muy bien, pero puedes hacer una búsqueda de otros aquí.

DÍA 13: TAVIRA – PLAYA DE MONTEGORDO

Qué hacer en Tavira

Tavira se lleva la palma en nuestro ránking de ciudades más bonitas del Algarve, fue el broche perfecto para despedir esta aventura y dejarnos un sabor de boca espectacular. En este enlace puedes leer una entrada detalla sobre esta ciudad, mientras tanto anota:

  • Castillo, mirador y sus jardines.
  • Ruinas fenicias.
  • Paseo a orillas del Gilao.
  • Recorrer su centro.
  • Curiosear en el mercado.
  • Visitar la torre.

Pasamos esa noche en Tavira, a solo 40 km de la frontera con España, para al día siguiente volver a casa por nuestro país (nos ahorrábamos bastante entre peajes y gasolina).

Al final de esta ruta he sacado en limpio que, a pesar de que el hecho de tener hijos cambie irremediablemente tu vida, puedes mantener tus pasiones. El ritmo será otro, al principio puede que sea duro, pero tendrás que adaptarte al igual que lo irá haciendo el niño a medida que crezca porque no es ni él solo, ni la pareja en exclusiva, ni cada uno como individuos, hay que encontrar un equilibrio para esa nueva realidad que ahora es una familia de 3. Si estás en una situación parecida y estás dudando en si es pronto o no para viajar de nuevo, yo te animo a hacerlo, en este caso, menos no es más. 🙂

Si te ha gustado esta ruta por Portugal y te gustan los road trip, mira estos maravillosos que he hecho por Croacia, Polonia y Noruega.


Booking.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.