España, Europa, Galicia

Monasterio de Samos. 1500 años de vida en la abadía.

En Samos, un pequeño pueblo de la provincia de Lugo, se encuentra el monasterio habitado más antiguo de España: el Monasterio de Samos o de San Julián de Samos. Hoy te hablo de sus recovecos, su albergue-hospedería para peregrinos del Camino de Santiago, sus precios, horarios y puntos de interés que ver, tanto durante la visita, como en sus alrededores.

BREVE HISTORIA DEL MONASTERIO DE SAMOS

Monasterio de Samos.
Fachada principal con su entrada barroca a la iglesia. Intenta parecerse a la de Santiago de Compostela, aunque quedó inacabada al faltar las torres.

El Monasterio de Samos fue fundado en el siglo VI por Martín de Braga para acoger a los monjes de la orden benedictina.

Su época más negra (y único periodo desde su fundación), en el que el monasterio permaneció prácticamente deshabitado, fue en el siglo XIX durante la desamortización de Mendizábal. Como resultado, entre los años 1835 y 1880 en que vuelven al monasterio, de sus 37 monjes, quedaron solo 3 y el edificio notó el deterioro.

Imagen del incendio en el Monasterio de Samos.
Imagen del incendio en el Monasterio de Samos.

Este no fue el único golpe que el Monasterio de San Julián de Samos tuvo que encajar a lo largo de su historia: en 1951 un voraz incendio devoró parte de sus instalaciones. Tras una explosión en la licorería del cenobio, el fuego se extendió sobre todo por las estancias de los monjes, por la biblioteca llevándose consigo incluso muchos incunables…

VISITA AL MONASTERIO DE SAMOS: PRECIO, HORARIO

HORARIO DE LAS VISITAS

Antes de la aparición del covid, los horarios para visitar el Monasterio de Samos eran mucho más amplios, por lo que te aconsejo consultar este enlace de su página oficial para comprobar qué visitas ofrecen actualmente.

Accediendo al Monasterio de Samos.
Accediendo al Monasterio de Samos.

PRECIO DE LAS VISITAS GUIADAS AL MONASTERIO DE SAMOS

Para visitar el monasterio, has de acercarte a la portería un poco antes de la hora de la visita. En la tienda del monasterio, el mismo monje que te hará de guía es el que vende las entradas. Estas tienen un precio de 5 euros, con los que se contribuye al mantenimiento del edificio.Claustro Grande e imagen del Padre Feijoo.

Merece mucho la pena, no solo por lo bonito que es y la riqueza que encierra, si no también porque el monje es una verdadera enciclopedia, un apasionado de la materia, y lo transmite a lo largo de una visita súper interesante.

QUÉ VER EN EL MONASTERIO DE SAMOS

Monasterio de San Julián de Samos. Claustro Grande.
Claustro Grande con el monumento al Padre Benito Feijoo.

Tras acceder al Monasterio de Samos por un portalón situado al lado de la tienda, una de las cosas que vamos a ver en primer lugar es el Claustro Grande, donde sus 3 plantas y sus 54 metros cuadrados lo convierten en uno de los mayores de España.

En este claustro también se muestra una escultura en honor al Padre Benito Feijoo; fue este un erudito del monasterio y su época, siendo también consejero  de los Reyes de España.

Claustro y Fuente de las Nereidas.

Posteriormente llegaremos a otro de los claustros del monasterio, el de las Nereidas, con la fuente del mismo nombre en el centro. Este es de estilo gótico, un poco más pequeño que el anterior y con más detalle. Personalmente me gustaron ambos.

Continuando por los pasillos del monasterio descubriremos también una recreación de la antigua botica, donde todavía se conservan recipientes y muebles de la época.

Monasterio de Samos. Antigua botica.

Tras atravesar una escalera neogótica y caminar al lado de arcos renacentistas, uno de los puntos para mí más sorprendentes, se encuentra en el primer piso: las paredes están completamente cubiertas de pinturas murales. Fue después del incendio que 4 artistas  reflejaron a través de frescos, óleos, pintura con clara de huevo…la vida de San Benito en estos muros.

Monasterio de Samos. Increíbles pinturas murales en el primer piso.

Esta es una figura importantísima ya que se considera el padre de la orden de monjes que habita este lugar: la orden benedictina. Apoyándose en estas imágenes, el monje guía nos introdujo en la vida de San Benito, desde su nacimiento en el seno de una familia noble en Italia, a sus años de ermitaño en una cueva en la montaña, leyendas de su vida adulta… Destacaba mucho también su rica formación, su don de sanación y un montón de atributos más.

Monasterio de Samos. Increíbles pinturas murales en el primer piso.
Pinturas murales en el Monasterio de San Julián de Samos.

Llama también la atención la omnivoyancia o «efecto Mona Lisa» en muchas de las obras, sintiéndote perseguido por muchos de esos ojos.

En otro muro, esta vez más desnudo, encontramos una exposición de imágenes sobre la historia del monasterio. Aquí podemos ver algunas del incendio y una que me gustó especialmente donde se ve a los monjes con sus hábitos. La zona donde habitan actualmente, por su supuesto es inaccesible.

Exposición fotográfica. La vida de los monjes en el Monasterio de Samos.
Exposición fotográfica. La vida de los monjes en el Monasterio de Samos.

Hacia el final de la visita, nos adentramos en la parte más sacra de esta obra de 11000 metros cuadrados donde predominan sobre todo la piedra y el granito en su interior.

Atravesaremos una pequeña capilla, para llegar a la sacristía. Este rincón, de forma octogonal y con una bonita y alta cúpula, todavía conserva  en el centro una mesa barroca del siglo XVIII.

Sacristía con mesa barroca en el centro.

El último punto del recorrido es la iglesia monacal. En ella es donde se celebra habitualmente la misa en el pueblo, y está repleta de retablos, esculturas, y los casi 4000 tubos que conforman el impresionante órgano, lo convierten en uno de los más grandes de Galicia.

Iglesia del Monasterio de Samos.

ALBERGUE Y HOSPEDERÍA DEL MONASTERIO

Desde hace más de 1000 años, los monjes permiten que los peregrinos del Camino de Santiago se alojen de forma gratuita en la hospedería externa del monasterio. Durante la pandemia este albergue ha estado cerrado; puedes consultar la situación actual en este enlace.

PUNTOS DE INTERÉS EN LOS ALREDEDORES

Después de la agradable visita al interior del Monasterio de Samos, no te pierdas estas dos cosas:

RUTA CIRCULAR DEL MONASTERIO DE SAMOS

Monasterio de Samos. Ruta circular.

Esta ruta bordea y se aleja un poco del monasterio. Podrás ver siguiéndola, todas las perspectivas del edificio, así como construcciones aledañas como el palomar (antes antigua cocina), el acueducto, la huerta de la botica, los puentecitos sobre el río Sarria con las imágenes de las conchas de los peregrinos del Camino de Santiago…  Cada pocos metros encontrarás además paneles informativos con los que enterarte un poquito más de la historia de todos estos puntos.

CAPILLA DEL CIPRÉS

Capilla del Ciprés.
La hospedería del monasterio tiene el dicho de que «quien da un abrazo al ciprés, llega a Santiago sin mal de pies». ¡Habrá que probarlo!

Muy cerquita del monasterio se encuentra otro de los puntos de interés más conocidos de Samos. La Capilla del Ciprés o Capilla del Salvador se remonta al S.IX y justo a su lado se alza uno de los «Árboles Singulares de Galicia». Con sus 500 años de antigüedad y sus 27 metros de altura, es todo un tesoro para esta localidad.

DORMIR EN SAMOS

Casas de Outeiro.

Nosotros nos quedamos en unas casitas preciosas. Eran un conjunto de casitas restauradas con mucho gusto en estilo rústico, de madera y piedra, muy cómodas, y con la opción de alquilar a muy buen precio un spa privado. ¡Merece la pena! Son las Casas de Outeiro y puedes verlas aquí.

Espero que hayas disfrutado de esta entrada sobre el Monasterio de Samos. Si deseas conocer más lugares de Galicia, aquí te dejo más información sobre alguno de mis favoritos como el paraíso de las Islas Cíes, los originales y simbólicos pulmones de Chandebrito, la perfecta ruta del río Mao, o el precioso Monasterio de Caaveiro en las Fragas del Eume.


Booking.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *