Personal

Al 2020 le digo…

2020 pasará a la historia por ser uno de los años más atípicos y probablemente más extraños de toda nuestra vida.

La crisis sanitaria y las de otra índole que de ella han derivado, han hecho de este un año muy duro, muy triste y muy doloroso para todo un país. Yo he echado mucho de menos, he echado de menos «a 3 km y no sé cuántos días«, a una familia que me moría por abrazar. Pero este año también nos ha dado momentos especiales que recordar, hay que buscar lo positivo porque siempre lo hay. Yo he hecho balance y  me he dado cuenta de que ha habido mucho bueno en este 2020, y al final y es lo que pesa y perdura.

Al 2020 le digo...Supongo que es más sencillo buscar esos momentos especiales cuando tus necesidades básicas están cubiertas. He sido privilegiada y tengo que dar mil gracias por haber podido mantener mi trabajo, mi sueldo, mi hogar y la nevera llena.

Mi 2020 empezaba viendo atardecer perdida en un monte, visitando monasterios, haciendo rutas de senderismo y descubriendo a una pintora gallega que llegó a mí de una forma especial. Siguió con una bocanada de aire en Lanzarote, un oasis de sol en pleno invierno y un carnaval con aguas termales en Ribadavia. Después nos vacunamos para visitar países asiáticos, tuvimos nuestra fiesta Penarrubia anual, y el COVID cerró las puertas de nuestros hogares durante semanas.

A 2020 le digo...
Naturaleza, cuánto te echamos de menos en este confinamiento.

Ahí llegaron los conciertos online, las quedadas de amigos por Zoom, los vermuts al sol que entraba por la ventana de la cocina, el aprender a hacer pan, la bici estática, los entrenos diarios del Capi, las parodias, que tirar la basura fuera un momento especial…Tuve suerte: no tuve carencias, mi familia estaba sana… fui afortunada. Y desde esa calma pude aprender a ser feliz aún con esas restricciones, y disfruté enormemente de la feliz burbuja de mi hogar con mi pareja.

Al 2020 le digo...

2020 nos truncó muchas ilusiones, pero trajo otras: me llevó a trabajar con una de mis mejores amigas. 2020 también nos dejó ver como otra de ellas, con un talento del que ninguna dudábamos, ilustraba 2 libros. Fue el año en que mi compañera de aventuras y rutinas se independizó y Villa Festi se llenó de su magia.

La ilustradora
Fany Rey, ilustradora de Boticaria de Pueblo y Las visitas de Escle a Mamá, un libro genial para explicar y hablar a los niños de la esclerosis.

Abrieron las puertas, y con mucho cuidado volvió el deporte. Llegó un viaje a las Ons, llegó el buceo (bendito buceo y las sensaciones y gente que trajo con él), llegó el entregarse al turismo por España y Galicia, dormir en un faro en el fin del mundo, conocer Cantabria y unas cuevas donde parecías estar en el interior de un copo de nieve…

Al 2020 le digo...

Llegaron París, Disneyland, Menorca y sus playas con mis viajeras anuales. Llegó un cumpleaños en un velero, cargado de planes vitales, de frases e imágenes que nunca olvidaré, de ilusiones y proyectos. Llegó un nuevo trabajo, la motivación renovada, el ansia por aprender que despierta con más fuerza…

A 2020 le digo...

2020 me quitó muchas cosas, también personas, tiempo, calma…Me trajo miedo, preocupación, lágrimas, problemas de salud de personas que amo, golpes laborales durísimos, estrés, nervios…Pero también me enseñó mucho: a ser más agradecida, más paciente, a valorar más si cabe mi situación, la vida, los pequeños momentos… Cuando buscas la luz, parece que solo un poquito de esa luz es capaz de fulminar una parte mucho mayor de oscuridad.

2020, no has sido tan mal año. 2020, tengo mucho que agradecerte.

6 comentarios sobre “Al 2020 le digo…

  1. Realmente bonito, siempre hay algo bueno dentro de los desastres, gracias por hacernos ver que siempre hay esperanza y luz aunque todo este oscuro.
    No te canses de escribir, porque yo no me cansaré de seguir leyendo.

  2. Fantástico balance, no te has olvidado de nadie. Somos unos suertudos por tenerte.
    Gracias por la publicidad 🤗
    Qué el 2021 te traiga muchos viajes

      1. Cuanta verdad y transparencia en cada una de tus palabras!!
        Que grande eres Fani,tuve la suerte de conocerte hace ya unos cuantos años me acuerdo perfectamente en cirugía y ahí supe q eras especial!
        Nunca cambies y gracias por ser de esas pocas personas q sacan la parte positiva de todo!!
        Yo también doy gracias x este 2020 y pido simplemente salud,y que nadie nos falte
        Un abrazo muy grande

        1. Muchas gracias Vero!! El principio de aquella época y la parte que compartimos fue genial. La suerte es mía, que siempre nos quedó esa conexión aunque pasaran los años :). Mis mejores deseos para ti este año; que sigas así de valiente, de peleona y siendo un ejemplo. Mil besos!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.